Generadores

Mantenimiento de generadores eléctricos: ¿Cómo realizarlo?

Escrito por Juan Ramírez el mayo, 31 2021

Mantente Informado

    CONTÁCTANOS
    Regresar al Blog
    Juan Ramírez

    • Ing. Juan Antonio Ramírez • Gerente Nacional de Servicio • 20 Años en el área de servicio y soporte al cliente • Experiencia en Gestión de proyectos de Servicio

    Adquirir un generador de energía requiere la inversión de un monto expresivo, sin embargo, el ROI suele ser muy atractivo, dado que el equipo eleva la potencia y el desempeño de una empresa. Para mitigar la probabilidad de ocurrir fallas o problemas en su funcionamiento, es esencial implementar un cronograma de mantenimiento de generadores eléctricos.

    De hecho, un generador eléctrico aporta más seguridad energética tanto en lo que se refiere al suministro en áreas remotas, como en términos de seguridad de aporte en el caso de que ocurran fallas en la red de distribución local.

    Por lo tanto, contar con un buen equipo y realizar instancias de mantenimiento frecuentes, además de proveer energía eléctrica de manera confiable e ininterrumpida, también posibilita optimizar la competitividad de la empresa. 

    En este artículo, abordamos la importancia de los mantenimientos para el buen desempeño de los generadores, así como señalamos cómo hacer y qué priorizar en el momento de llevar a cabo esas instancias.

    Importancia del mantenimiento de los generadores eléctricos

    Esencialmente, realizar un mantenimiento adecuado de los generadores posibilita que continúen trabajando sin problemas y, como resultado, extiendan su vida útil. 

    De hecho, cuando hablamos de mantenimientos, podemos señalar que el más efectivo en términos de economía y eficiencia es el preventivo. Pero, en efecto, ¿qué abarca?

    El mantenimiento preventivo de generadores eléctricos tiene como principal objetivo detectar posibles errores, fallas y problemas en el equipo para corregirlos con antecedencia.

    De este modo, se puede evitar la ocurrencia de daños mayores que desencadenen el mantenimiento correctivo -más costoso, más demorado y enemigo de la productividad.

    En lo que concierne a las acciones preventivas, es importante revisar que el control no marque alarmas. En el caso de que ocurra, se recomienda contactar el distribuidor autorizado para realizar el diagnostico correcto. Otro aspecto importante es revisar que el equipo se coloque en la operación inicial -automático, paro o manual.

    Considerando los puntos señalados hasta el momento, es fácil entender que el buen funcionamiento de los generadores depende directamente de la realización de mantenimientos preventivos frecuentes que, de hecho, promuevan la integridad de los equipos.

    En definitiva, cuidar de las buenas condiciones del equipo considerando este tipo de mantenimiento es interesante porque:

    • Optimiza el capital invertido al reducir la depreciación de estos equipos de alta complejidad técnica y al aumentar su vida útil.
    • Mejora la satisfacción de los clientes.
    • Reduce los riesgos en general.

    Como puedes ver, ¡sobran razones por las que invertir en el mantenimiento de generadores eléctricos! 

    Cómo hacer el mantenimiento de generadores eléctricos

    Ahora que has aprendido más detalles sobre la importancia de cumplir con un cronograma de mantenimiento promoviendo un aumento expresivo en la vida útil del equipo, es interesante centrar la atención en los principales puntos que se deben considerar en el momento de efectuar esta tarea.

    Bajo este contexto, las actividades inherentes al mantenimiento se concentran en 2 elementos: el motor y el alternador.

    1. Mantenimiento del motor

    Cada generador tiene sus particularidades, por este motivo, antes de iniciar el proceso de mantenimiento, es esencial considerar las indicaciones y las especificaciones del fabricante.

    Dicho esto, estamos listos para describir los aspectos más importantes del mantenimiento del motor de un equipo:

    • Verificación del nivel de aceite: Para hacerlo, el motor necesita estar nivelado en la horizontal. Luego, utilizando una varilla, se mide el nivel de aceite -lo ideal, es que el aceite se encuentre entre las marcas MIN y MAX.
    • Cambio de los filtros y del aceite: Es recomendable que estos cambios se hagan al mismo tiempo. Pero atención, ¡el aceite debe ser igual al recomendado por el fabricante!
    • Inspección del filtro de aire -y posible cambio-: Si el motor posee sistema visual, se debe cambiar el filtro, cuando aparezca el aviso en el indicador del elemento. 

    Para los otros equipos, se recomienda cambiarlo a cada seis meses. De hecho, si la concentración de polvo y de otros agentes es muy alta, el recambio debe ser llevado a cabo con mayor frecuencia,

    Por lo general, el grado de suciedad del filtro de admisión está relacionado con su tamaño y la cantidad de polvo en el aire. 

    • Ajustes de correas de elementos auxiliares: Para verificar su integridad, es fundamental que se revise aún calientes. Es decir, luego de que cese el funcionamiento del motor. 

    Para eso, se recomienda soltar los tornillos, tensar las correas y verificar si ceden 10 milímetros entre las poleas. 

    En el caso de las correas que trabajan en par, deben cambiarse al mismo tiempo. 

    • Revisión del sistema de refrigeración: Debe llenarse con un refrigerante que proteja el motor contra la corrosión y la congelación. 

    Como los anticorrosivos suelen debilitarse a lo largo del tiempo, se recomienda cambiarlo con frecuencia.

    • Limpieza o cambio del filtro de combustible: Para verificar el estado del filtro, se debe soltar las fijaciones evitando que entre algún residuo al sistema de inyección. 

    Si necesitas apenas limpiarlo, lo ideal es que se retire del equipo, se lave y se deje secar.

    Cuando llegue el momento de instalarlo, es importante lubricar la junta con aceite, enroscar el filtro, purgar el sistema de combustible y desechar el filtro viejo -si hubo recambio.

    • Controla el estado de la bujía de encendido en generadores a diesel, gas o gasolina: Después de 20 horas de encendido, se recomienda controlar que la bujía permanezca limpia. Si durante la verificación, se detecta que presenta suciedad, lo ideal es limpiarla con un cepillo de hilos de cobre. Luego de este mantenimiento, es necesario controlar este elemento cada 50 horas, mientras continúe trabajando. 

    Para efectuar este mantenimiento, se debe desmontar el enchufe de la bujía. Con el auxilio de una llave adecuada, se retira la bujía, se limpia y luego, para montarla, se repite el proceso a la inversa.

    2. Mantenimiento del alternador

    Para efectuar el mantenimiento del alternador, es importante:

    • Revisar los devanados: principalmente si el equipo ha estado inactivo por mucho tiempo. 

    Para ello, se debe medir la resistencia inherente al aislamiento a tierra utilizando un megóhmetro, ya que esta puede ser afectada en virtud de la humedad o de la suciedad en dichos elementos. 

    O sea, al medir el aislamiento, se comprueba la situación del devanado.

    • En el caso de generadores con escobillas y anillos rozantes, es deben inspeccionar dichas estructuras: Las escobillas pueden durar toda la vida útil del equipo, sin embargo, a menudo, pueden presentar desgastes de ¼ de su longitud. Al ocurrir, lo ideal es sustituirlas. 

    ¡Esto ha sido todo por ahora!

    Como puedes comprobar, una falla en los generadores eléctricos puede ocasionar diferentes tipos de situaciones desde la caída de energía en una antena como el paro de suministro eléctrico en un hospital, hecho que puede llevar a consecuencias críticas, incluso, a defunciones. 

    De ahí, la necesidad de asegurar la integridad de los equipos mediante instancias frecuentes de mantenimiento de generadores eléctricos en carácter preventivo.

    ¿Quieres conocer más detalles sobre cómo elegir el nivel de potencia de un generador para la empresa? ¡Te recomendamos que leas nuestro artículo y aprendas más acerca de este tema!

    Comentarios: