Insider

4 riesgos laborales eléctricos de los que debes cuidarte

Escrito por Victor Manuel Ramírez el marzo, 15 2021

Mantente Informado

    CONTÁCTANOS
    Regresar al Blog
    Victor Manuel Ramírez

    Jefe de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente @Generac México

    En los proyectos industriales y los espacios de producción, los riesgos eléctricos están siempre latentes si no se toman medidas preventivas y, en general, se cuenta con un buen diseño de las instalaciones.

    Incluso, pueden ser consecuencia de fallas generales en el sistema de abastecimiento público, con afectación a nivel municipal o nacional, generando problemas operativos y lo más lamentable lesiones e incluso la muerte de trabajadores.

    Estas amenazas hacia los operadores, colaboradores y a los procesos de producción y la infraestructura en sí, generando pérdidas de vidas humanas y económicas.

    En las próximas líneas de este material te mostraremos cuáles son los grandes y principales riesgos laborales eléctricos, así como las acciones necesarias para establecer una condición de trabajo eléctricamente segura.

    Antes de profundizar en estos, cabe recordar que es primordial el no realizar actividades en equipos o instalaciones hasta que la corriente eléctrica ha sido eliminada y se han colocado los candados y etiquetas que indica el procedimiento de bloqueo y etiquetado.

    1. Contactos directos

    Esta condición insegura es consecuencia de un deficiente diseño de la instalación dando lugar a instalaciones “provisionales”, mantenimiento no apropiado ya que no se verifica la integridad de las instalaciones eléctricas, mal uso o daño ”accidental” de las terminales, y de falta de señales de información o prevención.

    Consiste en el contacto de colaboradores, operadores y personas en general con conductores, o partes de circuitos eléctricos energizados, generándose una descarga que puede provocar daños severos, también se le conoce como choque eléctrico.

    Para enfrentar este riesgo y eliminarlo es necesario emprender acciones como: Distanciamiento de partes activas Consiste en separar las partes en tensión de las zonas en que desarrollan sus actividades los trabajadores, evitando potenciales contactos fortuitos o accidentales.

    Es importante mencionar que si es necesaria una “instalación provisional”, la altura mínima de los conductores debe ser mayor a 2.5 metros, es decir, que esté fuera del alcance de las personas.

    Recubrimiento de partes activas

    Para complementar el punto anterior, los conductos de tensión deben recubrirse con materiales que funcionen como aislantes, evitando con esto que la corriente eléctrica entre en contacto con las personas; esta opción requiere que en primera instancia se realice el corte de la alimentación de energía eléctrica.  

    Interposición de obstáculos

    Se trata de colocar obstáculos de forma estratégica y coherente para evitar contactos accidentales y garantizar que se respeta el distanciamiento con respecto a partes eléctricamente energizadas.

    Los obstáculos deben ser seguros, visibles y resistentes a movimientos mecánicos. Otras buenas prácticas, en cuanto a prevención de descargas por contacto, son el recubrimiento de fusibles y prohibición del uso de conductores de cuchillas que no estén suficientemente protegidos o en mal estado.

     2. Contactos indirectos

    Se producen como consecuencia de fallos en accesorios y artefactos receptores, desviando corrientes a través de partes metálicas de las instalaciones y otros materiales que pueden conducir la electricidad, incluyendo el aire húmedo o con alta concentración de partículas.

    Esta condición de falla en conjunto con el voltaje manejado trae como consecuencia el arco eléctrico con sus dos componentes el primero caracterizado por una emisión de un golpe de arco (que emite calor, esquirlas de componentes eléctricos, metal fundido y energía luminosa, las temperaturas pueden alcanzar los 5000 C) y un relámpago de arco (que emite sonido y ondas de choque), ambos fenómenos generan lesiones graves e incluso la muerte por quemaduras externas e internas o por golpes contra elementos estructurales.

    Para prevenir este tipo de situaciones es necesario tener en cuenta la distribución y el diseño de las instalaciones, los artefactos y materiales presentes y la dinámica de movimiento del personal.

    Con base en esto, conviene adoptas medidas como: Puesta a tierra No es más que unir un punto de la instalación eléctrica —como carcasas y herramientas— a la masa terrestre, para desviar de las personas una eventual descarga eléctrica.

    Separación de circuitos

    Separar los diferentes circuitos de la fuente de energía permite el aislamiento de estos, reduciendo la amenaza de arco eléctrico, una fuente para determinar las distancias de seguridad en circuitos energizados es el estándar NFPA 70 E “Seguridad eléctrica”.

    Doble aislamiento

    Para protegerte de una descarga eléctrica por fallas en el cableado de una herramienta eléctrica se debe preferir el uso de herramientas con esta característica.

    Es importante que utilices materiales y métodos de aislamiento resistentes a la corrosión, para que garanticen la protección a mediano y largo plazo.

    Los equipos que tiene esta característica son marcados con:    

    Corrientes de seguridad de 24V

    Son pequeñas tensiones de seguridad que pueden neutralizar las cargas y que sirven como complemento de las otras acciones mencionadas.

    Como en el caso anterior, estas medidas pierden efectividad si se toman en cuenta de forma aislada. Deben formar parte de un programa y plan de prevención general, que contemple diferentes instancias y acciones de seguridad. 

    3. Incendios

    Estos son una consecuencia de colapsos y fallas de instalaciones y artefactos eléctricos, que generan chispas, cortocircuitos.

    Un incendio de origen eléctrico es una gran amenaza tanto para el estado de la infraestructura, el espacio del trabajo y la integridad de los ocupantes de una instalación residencial, industrial o de oficinas.

    Para prevenirlos se necesita, en primer lugar, consultar a especialistas para diseñar y desarrollar sistemas e instalaciones eléctricas. Es de primordial importancia realizar inspecciones continuas para detectar a tiempo desperfectos.

    Sumado a esto, es fundamental que toda empresa y proyecto cuente con medidas específicas de prevención y control de incendios, así como con planes de respuesta ante este tipo de agentes perturbadores. 

    4. Paros forzosos y pérdidas

    Las fallas del sistema eléctrico público también representan grandes amenazas laborales, especialmente para organizaciones que se desempeñan en sectores de producción y de proyectos industriales.

    Estos problemas pueden ir desde interrupciones no programadas del servicio o daño de transformadores o equipo clave para la disponibilidad y estabilidad del suministro.

    Al provocar paros repentinos, estas fallas tienden a ocasionar pérdidas de insumos en las empresas productivas, e incluso, interfieren con la calidad final del producto, ya que se detiene la continuidad de las operaciones y se dificulta el cumplimiento de los estándares de calidad.

    Esta amenaza se previene con la instalación y aplicación de fuentes de respaldo eléctrico, como lo son las plantas de emergencia, que pueden activarse y garantizar la culminación de los ciclos de producción cuando el suministro público falle.

    Hoy, el mercado dispone de una amplia variedad de generadores con diferentes capacidades y que utilizan distintos tipos de combustible, como diésel y gas natural, por lo cual podrás encontrar una opción ajustada a tu presupuesto y a tus estándares de costos. 

    ¡Muy bien! Ahora conoces de qué tratan 4 de los principales riesgos eléctricos y cuáles acciones necesitas emprender para prevenirlos o minimizar sus efectos.

    No olvides que una instalación deficiente, fallas de ciertos artefactos e incluso, problemas en el suministro eléctrico pueden generar accidentes lamentables y de gran alcance, que comprometan tus operaciones y tus principales recursos, incluido el talento humano.

    ¿Tienes alguna duda o inquietud acerca del tema abordado? Podemos suministrarte la información que necesitas, así que, ¡anímate a escribirnos en la casilla de comentarios!

    Comentarios: