industrial

6 tácticas de liderazgo laboral que debes conocer

Escrito por Martha Mazariegos el noviembre, 27 2020

Mantente Informado

    CONTÁCTANOS
    Regresar al Blog
    Martha Mazariegos

    Gerente de OpEx Servicios, Ingeniera Industrial en Producción con 20 años de experiencia, la mayoría de ellos en Mejora Continua y Mejora de Procesos. 6 años en Gererac

    Gerenciar proyectos y equipos con éxito, teniendo posibilidades reales de alcanzar los resultados esperados, depende de muchos factores, y uno de los más importantes es el liderazgo laboral.

    Si bien vivimos en una época de tecnologías y digitalización, el capital humano sigue siendo el más valioso de toda empresa, así que del rendimiento y desenvolvimiento de este depende gran parte de su productividad y capacidad competitiva.

    Dicho esto, en las próximas líneas mencionaremos y explicaremos algunas de las técnicas más efectivas de liderazgo laboral.

    liderazgo laboral

    1. Minimizar las jerarquías

    La jerarquía es un elemento clave para evitar el caos y mantener el orden en las empresas.

    Sin embargo, también es cierto que muchas veces estas estructuras distancian a los miembros del equipo, especialmente a los gerentes de los trabajadores base, ya que por medio están supervisores, coordinadores y asistentes.

    Para que esto no te suceda, puedes minimizar las jerarquías en ciertos momentos y proyectos, lo cual te permitirá mantener una interacción constante y de utilidad con los trabajadores que cumplen con funciones operativas, que resultan claves en la dinámica del negocio.

    Al contar con un líder cercano, que aporte de manera constante, estos colaboradores estarán mucho más motivados y podrán incrementar sus niveles de productividad de manera significativa.

    2. Delegar responsabilidades con autonomía

    Muchas veces, los trabajadores necesitan autonomía para dar lo mejor de sí, ser productivos y liberar su capacidad creativa.

    Tomando en cuenta esto, conviene que optes por delegar funciones con flexibilidad, dándoles autonomía a los colaboradores y empleados.

    Simplemente, indícales cuáles funciones tienen que cumplir, qué resultados esperas obtener con estas y en qué tiempo deben completarse las tareas.

    Deja que lo referente a metodologías, técnicas y prácticas quede en manos del trabajador. Así, este podrá cumplir con las funciones de la forma en que se sienta más cómodo y en qué mejor se desenvuelva, lo cual favorece la productividad y el buen rendimiento.

    tácticas de liderazgo

    3. Reconocer y premiar

    El elogio fácil no es un buen aliado cuando se trata de liderazgo laboral, pero tampoco lo es ser exigente a niveles extremos e incoherentes y no reconocer el buen trabajo de los miembros del equipo.

    Para fomentar un clima organizacional saludable y hacer sentir cómodos a los trabajadores, sin que esto conlleve relajación y pérdida de la productividad, debes encontrar el equilibrio en este sentido.

    En sí, identifica momentos y situaciones oportunas para reconocer logros y avances, motivando a los empleados a mantener el buen rendimiento y a extender la espiral de éxito y buenos resultados.

    La felicitación y el respaldo de un líder son importantes, primero, para saber que, en efecto, las cosas se están haciendo bien, a la vez que incentiva a mantener la disciplina, la constancia y la autoexigencia.

    También, en conjunto con departamentos de finanzas y recursos humanos, puedes estudiar la posibilidad de entregar bonos y premiaciones a colaboradores que cumplan con los más altos estándares de productividad, efectividad y calidad.

    4. Enseñar y capacitar diariamente

    Seguramente has oído hablar sobre el liderazgo positivo, que busca impactar favorablemente en la vida de los trabajadores y en el futuro de los mismos.

    Esta filosofía de liderazgo es muy útil para mantener motivados a los colaboradores y para construir una relación saludable y productiva con estos.

    Como referente del grupo, es importante que te preocupes por el desarrollo personal y profesional de cada miembro, y para esto debes enseñar y capacitar siempre que puedas.

    No se trata de diseñar importantes programas internos y generales de capacitación, lo cual, por supuesto, también es importante. Hablamos de aconsejar, recomendar y guiar al colaborador en las operaciones diarias, identificando cómo puede mejorar y sobre qué necesitan aprender o perfeccionarse.

    A la vez, esto impactará de manera directa los niveles de eficiencia y productividad, no solo porque los empleados estén a gusto y motivados, sino también a raíz de que cada vez serán más competentes y tendrán mayor expertise.

    táctica de liderazgo

    5. Fijar metas claras y alcanzables

    Toda empresa tiene una visión y un objetivo general que transmite a sus trabajadores, con la finalidad de que estos los interioricen y se sientan identificados con la esencia de la organización.

    ¡Esto está muy bien! Pero, ¿realmente es suficiente para mantener a los equipos de trabajo motivados y con orientación al logro? ¡Muchas veces no lo es!

    Por ese motivo, como líder necesitas trazar metas y objetivos específicos y concretos, que sean claros y que puedan alcanzarse en el corto y mediano plazo.

    Al tener un norte claro y cercano, los colaboradores se sentirán más motivados y trabajarán bajo menos incertidumbre, pues tendrán claro qué necesitan hacer para conseguir resultados palpables en poco tiempo.

    Además, si estas metas específicas están alineadas a la visión general de la empresa, estarás logrando que se acerque a la misma, de manera sustentable y constante.

    6. Predicar con el ejemplo

    Esto puede valorarse como una técnica y, a la vez, como una filosofía de liderazgo, que debe emplearse en todo contexto y ante cualquier tipo de equipo de trabajo.

    Si haces y demuestras lo que esperas recibir de tu equipo, las posibilidades de éxito son mucho mayores.

    Por ejemplo, al mostrarte realmente comprometido con los resultados, las metas y el éxito de todos los integrantes del grupo, los colaboradores serán mucho más propensos a asumir esta misma postura y a contribuir activamente con la conquista de objetivos.

    liderazgo en empresas

    ¡Genial! Si nos acompañaste hasta este punto del texto ya sabes cuáles son las mejores técnicas de liderazgo laboral.

    Evalúa, de manera detallada, la realidad de tu equipo de trabajo y los principales desafíos que enfrenta. De esta forma identificarán aquellas prácticas que se ajustan a tus necesidades y sabrás en qué momento emplearlas.

    En general, las técnicas abordadas demuestran que el buen liderazgo está marcado por la observación, la cercanía, el reconocimiento, la confianza y la visión estratégica.

    ¡Manos a la obra!

    ¿Te pareció útil e interesante este material? Si tienes alguna duda sobre las técnicas de liderazgo abordado o deseas compartir tu punto de vista acerca del tema, te invitamos a dejar tus comentarios.

     

    Comentarios: