industrial

Industria de la energía: ¿Qué debes saber sobre ella?

Escrito por Alejandro Bargalló el enero, 5 2021

Mantente Informado

    CONTÁCTANOS
    Regresar al Blog
    Alejandro Bargalló

    Director de Ingeniería en Generac de América Latina (LATAM). Cuenta con más de 25 años de experiencia ejecutando de manera exitosa estrategias, capacitación y desarrollo de equipos de ingeniería, así como iniciativas en reducción de costos y nuevos productos.

    La industria de la energía es un amplio universo, que sirve como soporte de operaciones industriales, dinámicas comerciales e, incluso, de la vida doméstica.

    Para que comprendas a profundidad su relevancia y, también, su situación actual, a continuación explicaremos, a ciencia cierta, de qué trata la industria, cómo está evolucionando, cuáles son las principales tendencias y cómo optimizar el valioso recurso de la energía eléctrica.

    industria de la energía

    Con exactitud, ¿qué es la industria de la energía?

    Se trata de la producción y venta de energía, un recurso indispensable para la vida en estos tiempos.

    A su vez, la industria de la energía está conformada por varios sectores y tipos de producción, en los cuáles profundizaremos más adelante, como energía limpia y nuclear.

    En estos tiempos, la industria está haciendo énfasis en la creación de Ecosistemas de Energía, es decir, redes y métodos de producción en los cuales las tecnologías y fuentes de energía trabajen de manera inteligente e interconectada, dando paso a procesos integrales y mucho más eficientes.

    La innovación en esta industria está orientada principalmente a soluciones alternativas y automatizadas que sean confiables, de fácil acceso y sustentables, que beneficien tanto al planeta como a los usuarios domésticos e industriales.

    Tipos de energía con los cuales trabaja esta industria

    Estos tipos se segmentan de acuerdo a las fuentes por medio de las cuales se obtiene la energía, y los más importantes son los siguientes:

    Energía por medio de combustibles fósiles

    Es sinónimo de altos niveles de producción, pero conlleva la liberación de agentes contaminantes que atentan contra el medio ambiente.

    No obstante, en este sector, que tradicionalmente era dominado por el diésel, la gasolina y el carbón, también se están encontrando y aplicando métodos y fuentes mas sustentables, que mitiguen el impacto en los ecosistemas.

    Este es el caso del gas natural, que genera emisiones mucho menores que los combustibles fósiles tradicionales. Especialmente, se está consolidado como una fuente de respaldo que contribuye con el retiro de la utilización de carbón, el cual contamina hasta en un 50% más.

    energía renovable

    Energía renovable

    Es producida por medio de fuentes de energía limpias o renovables, que no producen contaminantes debido a que utilizan recursos naturales existentes, como es el caso del sol (fotovoltaica) y el viento (eólica).

    A la vez que es su principal fortaleza, la dependencia de estos recursos también es una debilidad, pues esto hace que su generación no sea constante y completamente predecible, suponiendo grandes retos para los sistemas de distribución.

    Por ese motivo, muchas veces los sistemas de producción a base de elementos renovables se apoyan en fuentes complementarias y en mecanismos más rigurosos de control y supervisión para garantizar la continuidad.

    Energía nuclear

    Sus altos costos y riesgos, así como la dificultad para el manejo de desechos, hacen de esta energía la menos producida y utilizada entre las 3 mencionadas en esta sección.

    Generalmente, se trabaja por medio del Uranio, que es el activador de la reacción nuclear. Es importante aclarar que, si bien se encuentra en formaciones rocosas, este elemento no es considerado renovable.

    ¿Por qué es importante la industria de la energía y el uso eficiente de este recurso?

    La respuesta a esta pregunta está muy clara: sin esta industria la vida no sería tal como la concebimos. Y, también, no proteger este recurso y usarlo racionalmente es una gran amenaza para la cotidianidad, las industrias y el mundo en general.

    A partir del último siglo, especialmente, la industria de la energía se ha convertido en el motor del desarrollo de las sociedades. Sin esta, por ejemplo, no podríamos disponer de producción y distribución de comida ni podríamos acceder diariamente a recursos digitales para investigar, estudiar o, simplemente, entretenernos.

    A la vez, gracias a la energía las industrias son más productivas y realmente pueden plantearse el crecimiento y la expansión.

    Es tan importante este recurso para las empresas productivas que, además de valerse de la red de distribución local, necesitan contar con fuentes de respaldo, que aseguren la continuidad de las operaciones en todas las circunstancias, como lo son los generadores eléctricos.

    Y, ¿cómo ser más eficientes con el uso de energía?

    En general, las alternativas más eficaces para mejorar las condiciones de consumo y, a su vez, de suministro por parte de la red eléctrica, están asociadas a los sistemas de administración de la energía.

    Estos orquestan la operación de las instalaciones para balancear los consumos y con esto suavizar los perfiles de carga. Incluyen funciones analíticas y de monitoreo remoto que anticipan los consumos cíclicos, reduciendo el costo energético y optimizando la distribución.

    Esta mejora del servicio, basada en la administración inteligente de carga, genera una relación de ganar-ganar, pues optimiza los recursos invertidos por los productores y distribuidores, al mismo tiempo que mejora la calidad de la energía y protege los activos del consumidor.

    Del lado del usuario doméstico o industrial, lógicamente, las prácticas de preservación y buena gestión de la energía están asociadas al uso consciente del servicio, apagando equipos o colocándolos en modos de bajo consumo cuando no vayan a ser utilizados.

    Finalmente, productores, distribuidores y consumidores tienen que seguir abriendo a las puertas a las energías renovables, pues son el futuro de la industria y del planeta.

    digitalización

    Tendencias de la industria de la energía

    El sistema eléctrico está evolucionando a una red con mayor participación de sus usuarios interconectados, mostrando crecimiento en la implementación de recursos en energía distribuida, así como la generación doméstica.

    Es decir, el flujo de la energía ya no es en un solo sentido, ahora comienza a existir un flujo multidireccional dada la diversidad de fuentes de generación aprobadas para conectarse a la red.

    A la vez, está centrada en el análisis de información y a la migración de métodos de producción y distribución más sustentables, lo cual ha dado paso a tendencias como:

    • Digitalización: Es la gestión de los Ecosistemas de Energía por medio de recursos digitales, que permite monitorear en tiempo real valores de carga y consumo, entre otras cosas;
    • Descarbonización: Gracias a medidas gubernamentales surgidas en diferentes partes del mundo y a la llegada de la era del gas natural, el combustible fósil menos contaminante;
    • Generación distribuida e inteligente: Hoy se busca producir energía más cerca de donde se consume e, incluso, algunos usuarios la generan directamente en sus propias instalaciones, a la vez que hay un flujo multidireccional de fuentes que propicia la interconexión;
    • Innovación en energía renovable: Por medio de proyectos, investigaciones y transformaciones que están permitiendo aprovechar mejor los recursos naturales, impulsando la migración a métodos de producción y distribución completamente sustentables.

    ¡Bien! Ya conoces todo lo necesario acerca de la industria de la energía y su gran importancia para el sector comercial y la sociedad en general.

    La modernización y transformación marcan el accionar de esta industria, que soporta la vida humana tal como la concebimos y nuestros modelos de producción y distribución de bienes y servicios.

    ¿Te gustó este post? Si consideras que contiene información relevante, te invitamos a compartirlo en tus redes sociales.

     

    Comentarios: