industrial

Proyectos industriales: ¡La guía definitiva!

Escrito por Juan Balderas el enero, 13 2021

Mantente Informado

    CONTÁCTANOS
    Regresar al Blog
    Juan Balderas

    Gerente de Ingeniería de Operaciones en Generac México

    Los proyectos industriales son aquellos empleados, principalmente, para modernizar plantas y espacios productivos, desarrollar nuevas instalaciones y realizar reconfiguraciones de fábricas.

    Se trata de procesos integrales y profundos, que requieren análisis, estudio, proyecciones y, sobre todo, uso de tecnologías, soluciones de calidad y herramientas innovadoras de gestión.

    Por ejemplo, si te trazas el objetivo de diseñar una nueva línea de ensamble, los retos industriales serían verificar que el edificio tenga la infraestructura necesaria para la fabricación del producto, determinar las potenciales ganancias y desarrollar la ingeniería, es decir, la forma en que se llevará a cabo la ejecución.

    Para que comprendas con mayor profundidad la dinámica de este tipo de proyectos, a continuación te mostraremos los pasos concretos que se deben seguir para llevarlos a cabo, los potenciales riesgos que conllevan y, en general, las mejores prácticas para materializarlos.

    proyectos industriales

    ¿Cómo se llevan a cabo los proyectos industriales?

    Una buena filosofía a seguir, para la gestión de proyectos industriales y desarrollo de los mismos, es el ciclo Deming, también conocido como PDCA, den inglés Plan-Do-Check-Act.

    Consiste en una espiral de mejora continua, que potencia la calidad, en cuatro pasos fundamentales, que son:

    Planear

    Aquí entra en juego el diseño y, en consecuencia, la ingeniería de detalle. Se fundamenta en un estudio previo al proyecto, que permite definir el problema central y la necesidad, así como valorar y proyectar la viabilidad y considerar los requisitos claves para una correcta ejecución.

    Además, para completar los pilares y desarrollar un diseño o plan de ejecución, necesitamos respondernos las siguientes preguntas referentes al proyecto:

    • ¿Desde cuando se requiere? ¿En qué momento se está presentando el problema?;
    • ¿Dónde se requiere? ¿En qué proceso/máquina/planta/línea se necesita?;
    • ¿Quién lo requiere? ¿Quién es el beneficiado o impactado con el proyecto? ¿Cliente, empleado, gerente? ¿Quién es el Stakeholder?;
    • ¿Qué pasa si no lo hago? ¿Qué consecuencias tendría?;
    • ¿A dónde quiero llegar y cómo? ¿Cómo debería ser el proceso?;
    • ¿Cuánto dinero estoy perdiendo por no ejecutar el proyecto?

    Ejecutar

    No es más que llevar a la realidad lo planificado durante la fase de concepción de los proyectos industriales.

    Es importante preparar un timeline que contemple todas las actividades a realizar, al igual que los recursos necesarios y el tiempo de entrega de diferentes tareas esenciales. Esto permite mantener un sólido control del proyecto y posibilitar el seguimiento constante y actualizado.

    supervisión de proyectos industriales

    Supervisión

    Generalmente, esta fase va de la mano con la ejecución, pues consiste en gestionar y evaluar todas las acciones contempladas en el diseño y planificación de los proyectos industriales.

    Para que la supervisión sea óptima, es importante apoyarse en soluciones que recolecten y centralicen la información y, en general, fomentar un funcionamiento inteligente e interesado.

    También conviene vigilar el rendimiento por medio de indicadores y métricas concretas, que permitan analizar la información de manera cualitativa y palpable.

    Entrega

    Para finalizar, concretando la entrega del proyecto, es necesario realizar pruebas y chequeos que aseguren el funcionamiento del cambio, el nuevo proceso o la optimización propuesta.

    También, en esta etapa se pueden detectar y promover ágilmente puntos de mejora.

    Para que los testeos sean más efectivos, conviene realizar entrenamientos y dinámicas prácticas, que permitan utilizar el sistema o solución creada, antes de que formalmente pase a formar parte de las operaciones.

    Principales problemas en los proyectos industriales (y cómo enfrentarlos)

    Algunos de los problemas clásicos, que debemos prevenir o – en caso de que surjan - enfrentar de manera ágil y oportuna, son los siguientes:

    Planeación deficiente

    Cuando esto sucede, es necesario dar paso a las acciones correctivas, regresando a la etapa de planeación para encontrar problemas presentes en el momento actual.

    El objetivo de este estudio de operaciones y diseño es detectar los puntos vulnerables o aquellos elementos claves omitidos, que condicionan la calidad de las operaciones y los buenos resultados.

    Falta de definición clara en el alcance del proyecto

    Esto suele surgir cuando el alcance y los objetivos del proyecto son cambiados o ajustados de manera constante, lo cual conlleva que la planeación inicial pierda valor, coherencia y efectividad, hasta el punto de anularse.

    Este problema debe enfrentarse verificando las actividades en conjunto con todas las partes interesadas, para así revisar y reafirmar tareas, cursos y procesos, alineándolos a una visión clara y precisa.

    Sobrepasar el presupuesto

    Si esto sucede, es importante analizar la distribución de los recursos y encontrar los fallos y las malas decisiones, para después reasignar los mismos de manera eficiente. La agilidad en la solución de este problema es clave para mantener el proyecto a flote.

    Para prevenir este mal, es importante establecer un margen de protección o “colchón” en el presupuesto, para así tener mayor capacidad de cobertura ante imprevistos y gastos no esperados.

    buenas prácticas de proyectos industriales

    Buenas prácticas generales para desarrollo de proyectos industriales

    Para cerrar esta guía completa sobre los proyectos industriales, abordemos algunas buenas prácticas generales que no pueden faltar:

    Potenciar la comunicación

    Es importante que todo el equipo conozca las actividades que se están realizando, sus fechas de entrega y los responsables, entre otras cosas, para que los miembros se mantengan alineados al desarrollo del proyecto con una ejecución coherente.

    Reconocer cada objetivo logrado

    Resaltar logros es esencial para mantener motivado al equipo y fomentar el compromiso con respecto al desarrollo y las labores del proyecto.

    Roles y responsables definidos

    De esto depende la coherencia de la ejecución y la calidad de los resultados. Siempre debe haber un líder de proyecto, un moderador, un experto (subject matter expert), miembros del equipo y un sponsor que da los recursos y quita las barreras institucionales.

    ¡Bien! Ya conoces a fondo la dinámica de los proyectos industriales y cuáles son las mejores prácticas para llevarlos a cabo, al igual que las etapas que necesitas seguir.

    Además de lo mencionado, es importante desarrollar tus proyectos de manera sustentable, con uso responsable de la energía y optimización de todos los recursos disponibles.

    Así, podrás desarrollar nuevas líneas de producción, crear edificios inteligentes, mejorar espacios de producción y cumplir con cualquier otro gran objetivo con verdadera viabilidad, obteniendo resultados que resistan el paso de tiempo y sin causar daños colaterales.

    ¿Te pareció interesante este contenido? Si tienes alguna inquietud o deseas compartir tu punto de vista, te invitamos a dejar un comentario.

    Comentarios: