Generadores

4 tecnologías de generación de energía eléctrica para industrias

Escrito por Miguel Ángel Juárez Castro el abril, 21 2021

Mantente Informado

    CONTÁCTANOS
    Regresar al Blog
    Miguel Ángel Juárez Castro

    Ingeniero de Proyecto @Generac México

    Hoy, las fábricas e industrias disponen de múltiples opciones en cuanto a tecnologías de generación de energía eléctrica.

    Este tipo de soluciones e innovaciones juegan un papel fundamental para la continuidad y estabilidad operacional, debido a que garantizan suministro eléctrico de calidad y ajustado a los requerimientos específicos de los espacios de trabajo y producción.

    Si quieres conocer cuáles son estas valiosas tecnologías, ¡te invitamos a seguir leyendo!

    1. Instalaciones de cogeneración

    La cogeneración es un proceso que permite obtener energía eléctrica y térmica de manera simultánea. Se caracteriza por ser un sistema de alta eficiencia energética y, además, de bajo índice contaminante en comparación con otros métodos o tecnologías.

    Existen centrales de cogeneración de escaso tamaño, utilizadas para satisfacer las necesidades de industrias y espacios productivos específicos, así como grandes instalaciones, de más de 50 megawatts.

    Además de la eficiencia energética, al producir distintas formas de energía por medio de un solo proceso, la cogeneración proporciona seguridad y estabilidad, evitando cambios de tensión. Esto se debe a que permite generar la electricidad cerca del punto en el que finalmente será consumido o utilizada.

    En líneas generales, la cogeneración se produce mediante un alternador o dínamo, que es movido por una turbina o motor térmico, aprovechando la energía química necesaria del combustible y disipando el resto en forma de calor.

    Para medir la eficiencia y capacidad de este tipo de instalaciones se pueden tomar en cuenta indicadores como el factor de uso de energía (FUE), que hace referencia a la suma del cociente de la energía eléctrica generada con el calor útil, lo cual luego se resta a la energía aportada al motor.

    2. Generadores eléctricos

    Estos son una fuente de respaldo energético por excelencia, que resulta indispensable en las industrias, especialmente en aquellas que desarrollan proyectos y procesos en sitios remotos, donde no llega el sistema eléctrico nacional o donde el mismo suele ser muy propenso a fallas derivadas de problemas de red o variaciones drásticas de voltaje.

    Estas máquinas o plantas de emergencia funcionan gracias a un motor de combustión interna, el cual es acoplado mecánicamente a un generador de electricidad.

    Esta es una de estas tecnologías de generación de energía eléctrica que resulta esencial para muchos sectores y ámbitos más allá de las industrias. Por ejemplo, en los hospitales es obligatorio para garantizar la continuidad óptima de los servicios médicos y de artefactos fundamentales para la vida humana en casos de fallas generales o del sistema nacional.

    Hoy, las fábricas, industrias y muchas organizaciones – e incluso los hogares y familias – tienen a su alcance una amplia variedad de generadores para disfrutar de respaldo energético y estabilidad y continuidad del suministro. Entre los principales tipos destacan:

    Generador eléctrico a gas natural

    Este tipo de plantas se han consolidado en el mercado gracias a que están entre las menos contaminantes entre las que utilizan combustibles fósiles.

    Además, pueden ser instaladas en cualquier zona con suministro de gas y son muy silenciosas.

    Generadores industriales

    Pueden trabajar con diferentes tipos de combustibles. Su gran capacidad para trabajar de forma ininterrumpida, satisfaciendo altos niveles de demanda, es el elemento que distingue a los generadores industriales.

    En otras palabras, estos generadores pueden emplearse tanto para emergencias como para trabajo continuo, convirtiéndose en la fuente de energía principal sin que esto conlleve riesgos o menor productividad.

    Generadores de diésel

    La facilidad al acceso del combustible y la capacidad operativa durante largas jornadas con los grandes beneficios de este tipo de generadores. El punto menos atractivo son sus altas emisiones contaminantes.

    A la vez, son plantas muy seguras, debido a que el diésel tiene un índice de inflamabilidad bajo en comparación con otros combustibles.

    Generadores portátiles

    Lógicamente, destacan por la practicidad que brindan para el traslado. Cuentan con lubricación incorporada por inmersión, lo cual fomenta una extensa vida útil.

    3. Sistemas de recuperación de calor residual

    Es una de las grandes innovaciones en cuanto a tecnologías de generación de energía eléctrica, con proyecciones de crecimiento y expansión de uso en las industrias.

    Estos sistemas tienen la capacidad de recuperar la energía térmica de tuberías de escape para luego transformarla en suministro de electricidad.

    Entre otras cosas, pueden utilizar y transformar la energía que escapa de hornos de cemento, turbinas a gas y hornos de cuchara para la fabricación de acero.

    Si bien su uso no es tan distendido como otras tecnologías, hoy ya existe una amplia variedad de sistemas, que van desde niveles de potencia básicos, de alrededor de 250 kilowatts, hasta instalaciones con capacidad de suministro de varios megavatios.

    El funcionamiento de esta solución se basa en el Ciclo Orgánico Rankine, conocido por sus siglas en inglés ORC, que predice y optimiza el desempeño de sistemas de turbinas de vapor.

    4. Biomasa

    Las regiones y localidades en general pueden verse beneficiadas de centrales basadas en la biomasa, principalmente las industrias, que tienen altos requerimientos en cuanto a capacidad y calidad.

    Estas centrales son similares a las tradicionales, pero con una gran diferencia: el combustible utilizado es de origen orgánico. En concreto, la biomasa puede ser de origen forestal, agrícola o de cultivos energéticos.

    Entonces, en conclusión, esta forma de producción de electricidad se basa en la utilización, aprovechamiento y transformación de material biológico.

    La biomasa apunta claramente a la sustentabilidad, por lo cual estos insumos deben provenir de residuos, para garantizar que no sean extraídos elementos o recursos funcionales, que aún tienen vida útil y valor para determinadas labores, actividades y procesos.

    ¡Perfecto! Si leíste hasta aquí ya conoces cuáles son las mejores tecnologías de generación de energía eléctrica.

    Como ves, existen opciones adaptadas a todas las necesidades y requerimientos industriales, desde generadores portátiles a grandes instalaciones capaces de proveer varios megawatts.

    ¿Te resultó de provecho la información que compartimos aquí? En caso de que tengas alguna duda o inquietud sobre las tecnologías mencionadas, especialmente referente a los generadores o plantas de emergencia, ¡déjanos un comentario y te ayudaremos con gusto!

     

     

     

    Comentarios: