industrial

Proyecto de producción industrial: 7 elementos que debes considerar

Escrito por Juan Balderas el abril, 29 2021

Mantente Informado

    CONTÁCTANOS
    Regresar al Blog
    Juan Balderas

    Gerente de Ingeniería de Operaciones en Generac México

    Asumir la gestión y el control de un proyecto de producción industrial supone un gran reto, que demanda la valoración, estudio y seguimiento de diferentes aspectos críticos.

    Tener muy claro qué elementos son cruciales para la planeación y la ejecución es un requisito indispensable para la sostenibilidad de los flujos de trabajo y la conquista de los resultados esperados.

    Precisamente, en este post te mostraremos una serie de variables que necesitas tomar en cuenta si estás a cargo de la planeación y supervisión de este tipo de proyectos.

    Además, profundizaremos en la importancia de la valoración de los elementos críticos y, también, te mostraremos potenciales retos y problemas que podrías enfrentar en las fases de ejecución.

    ¿Por qué es fundamental la buena planeación de un proyecto de producción industrial?

    En primer lugar, sin la realización de una planeación simplemente no es viable la ejecución de un proyecto de producción industrial.

    Este proceso previo es lo que justifica la realización y relevancia del mismo, mientras que determinar las acciones, procesos y flujos de trabajo que permitirán que sea sustentable y obtenga los resultados esperados y necesitados.

    Por otro lado, la planeación permite determinar cuáles serán los recursos necesarios para el proyecto y de qué manera aprovechar al máximo cada uno.

    Presupuestos, factor tiempo, materiales, infraestructura, herramientas, recursos técnicos, tecnologías y más deben estar contemplados en el proceso de estudio de viabilidad y planificación.

    En general, este proceso desarrollado de forma óptima se traduce en la mejor relación costo/beneficio en el desarrollo y la finalización del proyecto, optimizando la coordinación de las diferentes áreas de gestión, desde compras y control de calidad hasta operaciones e ingeniería.

    ¿Cuáles elementos se deben considerar para un proyecto de producción industrial?

    Los elementos a tomar en cuenta pueden variar de acuerdo a las características del proyecto, los recursos disponibles y los resultados esperados.

    No obstante, en el plano de la producción industrial, existen variables y aristas críticas que siempre están presentes y que, por lo tanto, necesitamos valorar en la planeación para que el proyecto sea viable, medible, ejecutable y rentable. Estas son:

    1. Tipo de producto que será fabricado

    Por supuesto, este aspecto influye en toda la cadena de valor del proyecto, desde la planeación de los flujos de trabajo hasta la ejecución y supervisión de la línea de producción.

    Los tipos de productos podemos segmentarlo, principalmente, en dos grupos: de consumo masivo de alto volumen o de fabricación especializada.

    Estos demandan diferentes criterios de control, estandarización y metodologías de producción.

    2. Tiempo de ejecución

    Desde la fase de planeación, el equipo de gestión debe tener muy claro si el proyecto será de corto, mediano o largo plazo.

    Este factor repercute en la presupuestación, la demanda de mano de obra, la dinámica de gestión y los indicadores a tomar en cuenta, entre muchos otros elementos.

    3. Mercado objetivo

    Este punto crítico va alineado con el tipo de producto a producir. Es decir, debemos determinar si el mercado objetivo será masivo o especializado.

    Para determinar este elemento, debemos proyectar y analizar cuáles serán los usuarios o beneficiarios del producto: público en general o técnicos, ingenieros y otros especialistas. 

    4. Infraestructura

    Engloba las estructuras, instalaciones y recursos técnicos disponibles para desarrollar el producto definido en pasos anteriores.

    Principalmente, nos referimos a la maquinaria y las herramientas, de las cuales depende, entre otras cosas, la agilidad de los ciclos de producción, la estandarización y la calidad.

    5. Tiempos requeridos para la culminación

    Más allá de si el proyecto será a largo plazo, se trata de definir, de manera concreta, cuánto tiempo se emplea para planear, ejecutar y culminar el proyecto de producción industrial, tomando en cuenta el tipo de producto, la infraestructura y otras variables de interés.

    6. Recursos disponibles en general y presupuesto

    Con base en los tiempos, la infraestructura, el tipo de producto y todos los aspectos delimitados, es hora de establecer el presupuesto concreto del proyecto de producción industrial, para así poder entrar en la fase de ejecución.

    7. Resultados y metas esperadas

    Es importante tener muy claro qué se quiere lograr a través del proyecto. Estas metas deben ser específicas, coherentes y, sobre todo, medibles a través de indicadores, estudios de operaciones y otras prácticas de análisis.

    No olvides que cada proyecto tiene particularidades. Por ese motivo, además de lo mencionado, evalúa cuáles otros criterios y elementos son relevantes para tu planeación y ejecución, tomando en cuenta entornos, realidades y características específicas.

    ¿Cuáles son los problemas en el proceso de planeación y desarrollo de proyectos de producción industrial?

    Algunos de los problemas o contratiempos clásicos con los que se topa el gestor del proyecto de producción industrial, que conviene prever y analizar de manera constante, son los siguientes:

    Rotación de personal

    Para evitar y enfrentar este problema, que amenaza la calidad y estabilidad de los flujos de trabajo, es necesario ofrecer salarios y prestaciones atractivas, que retengan al personal valioso.

    Garantizar la seguridad en las instalaciones de trabajo y, en general, fomentar un buen ambiente organizacional también son puntos clave.

    Falta de experiencia

    Operadores y trabajadores poco experimentados y sin suficientes conocimientos técnicos también comprometen la conquista de buenos resultados.

    Es importante ofrecer beneficios e incentivos económicos tangibles para pertenecer al proyecto, con el fin de atraer al personal más calificado.

    Sobrecosto a lo presupuestado

    Es un problema común de gestores que tienden a ser muy optimistas con sus planteamientos y que no contemplan imprevistos y eventos no deseados.

    Por eso, toda la planeación y ejecución debe ser coherente, tomando en cuenta los recursos disponibles y dejando márgenes de fondos económicos para potenciales gastos extra.

    Además de estos, la falta de trabajo en equipo y las fallas en la medición y el control operacional son contratiempos que necesitas evitar o enfrentar de forma proactiva.

    En general, una sólida y precisa planeación, que contemple todos los elementos críticos mencionados en este texto, marca un camino a seguir estable y óptimo, que contribuye con el alcance de los objetivos deseados en los lapsos esperados.

    ¿Te gustó esta lectura? Si tienes alguna duda o inquietud, ¡no tardes en escribirnos en la casilla de comentarios!

    Comentarios: