Respaldo de energía

Optimización de energía: 5 decisiones que te ayudarán

Escrito por Fernando Velasco González Montesinos el febrero, 2 2021

Mantente Informado

    CONTÁCTANOS
    Regresar al Blog
    Fernando Velasco González Montesinos

    Director de Energyview by @Generac México Ingeniero Mecánico Electricista. Con más de 15 años de experiencia en eficiencia energética, cuenta con especialidad en proyectos multisitio, siempre cumpliendo un objetivo de ahorro.

    El uso correcto y eficiente de energía es un tópico cada vez más presente en la mente de muchas personas. Sea que eres una persona que vive sola o una macroempresa, la optimización de energía es una excelente forma de reducir tus gastos y de contribuir al medio ambiente.

    Esto es particularmente importante en una compañía, ya que la cantidad de dispositivos y máquinas conectadas a corriente puede ser colosal y, por tanto, el costo astronómico.

    Es por ello que cada día se vuelve más importante conocer las mejores medidas para lograrlo. Pero, más allá del clásico "apaga las luces cuando no las utilices", ¿qué otro tipo de medidas se pueden tomar para la optimización de energía?

    Descubre aquí 5 consejos de optimización de energía para tu empresa.

    1. Dale mantenimiento constante al aire acondicionado

    La gran mayoría de empresas tienen algún tipo de sistema de aire acondicionado, calefacción y/o ventilación en la oficina, y puede parecer extraño, ¡pero es de los dispositivos más gastadores!

    Y uno de los factores más importantes para la optimización de energía con estos sistemas es tenerlos en una condición impecable.

    Mientras más pasa el tiempo, más se van deteriorando, lo cual ocasiona que tengan más dificultades mediando la temperatura de la oficina, y por ende gasten más energía. Es por lo anterior que se debe dar mantenimiento constante, de forma que le cueste lo menos posible al sistema hacer su función.

    Pero, ¿cómo hacer estos mantenimientos? Aquí te damos unos consejos:

    • cambia o limpia los filtros de aire regularmente;
    • repara fugas, por más pequeñas que sean;
    • mantén las superficies de estos aparatos limpios. Aquí lo más importante es evitar aglomeraciones de polvo dentro que puedan impedir el flujo correcto.

    2. Administra la temperatura de la oficina

    Hablando de sistemas de aire acondicionado, es un error muy común calentar o enfriar más de lo necesario los espacios de oficina, pues mientras más se quiera alejar de la temperatura ambiente, más energía tomará lograrlo.

    Por esta razón, es recomendable no elevar demasiado la temperatura en invierno, ni tratar de reducirla mucho en verano. Lo recomendable es subir la temperatura de 18 °C a 20 °C durante el invierno y reducirla de 24 °C a 26 °C en verano. Generalmente hablando, estas temperaturas serán suficientemente cómodas para las personas, sin olvidar la optimización de energía.

    En tiempos veraniegos, ajustar tan solo 1 °C la temperatura podría significar hasta 3 % de ahorro de energía. Y cuando traducimos esto a costos, ¡representa un inmenso ahorro con un solo ajuste!

    Hoy en día muchos sistemas tienen control automático de temperatura, pero no hace mal darles una revisada manual de vez en cuando.

    Evidentemente lo anterior dependerá del tipo de habitación en la empresa. Un cuarto de servidores siempre deberá estar a una temperatura fija, normalmente más fría que el resto de la oficina, por poner un ejemplo.

    Sin embargo, lo anterior aplica para la gran mayoría de zonas de la oficina donde haya personas todo el tiempo.

    3. Instala paneles solares

    Este consejo es algo que se escucha mucho hoy en día, pero que muy pocas empresas aplican en su operación.

    Y es que esta tecnología es relativamente nueva y a veces podría parecer pesado comprender cómo utilizar o instalar estos dispositivos claves en la optimización de la energía.

    Si bien es cierto que el aprovechamiento de la luz solar varía dependiendo de la temporada del año, complementar con paneles solares la energía utilizada para potenciar algunos procesos podría ahorrarte una fortuna, siendo una decisión relativamente costeable.

    Cada día, la tecnología avanza más a un consumo de energía 100 % renovable, pero mientras que eso sucede, ¡empieza a conocer y ahorrar con paneles solares!

    4, Compra equipos eficientes

    Todos hemos escuchado de los focos ahorradores, pero es fácil olvidar que existen una variedad muy amplia de productos creados con el fin de la optimización de la energía.

    Desde microondas hasta impresoras, pasando por televisores y computadoras, la mayoría de los aparatos modernos consumen menos energía que los tradicionales y antiguos.

    Es por eso que también es conveniente hacer esta pequeña inversión inicial que, como los paneles solares, serán una decisión financiera inteligente a mediano plazo.

    Muchas de estas máquinas vienen con un auto-apagado después de un periodo de inactividad determinado y programable dependiendo de las necesidades de cada empresa.

    Esto puede llegar a ahorrar hasta el 50 % de energía y, por tanto, de gastos relacionados con la corriente eléctrica.

    Es posible lograr un efecto similar apagando o desconectando los aparatos que no estén en uso, pero hacer esto todos los días con cada máquina cada que se encuentra inactiva consume demasiado tiempo, particularmente si eres dueño de una empresa que tiene muchos dispositivos.

    5. Instala un sistema de gestión de energía

    Un sistema de gestión de energía, o EMS por sus siglas en inglés, se trata de una de las mejores decisiones para una empresa en cuestión de optimización de energía.

    Son sistemas que, como su nombre indica, gestionan la demanda eléctrica de un establecimiento de modo que se controle de manera eficiente la demanda energética.

    A grandes rasgos, estos sistemas proveen a los dispositivos solamente de la energía que necesitan para operar, evitando así que gasten innecesariamente.

    Lo anterior elimina la necesidad de la empresa de administrar a mano todas las tomas de corriente, dispositivos, y máquinas que operan en una empresa, de manera que con una inversión inicial, se puede generar un ahorro inmenso a mediano plazo, además de que facilita que las personas se enfoquen en su trabajo sin preocuparse demasiado del gasto energético de los aparatos.

    Esto es una excelente decisión, considerando que gestionar a mano los cientos o miles de dispositivos para la optimización de energía podría tomar demasiado tiempo, o ser imposible en una operación normal.

    ¡A ahorrar!

    Ahora con estos pequeños consejos, seguro que ahorrarás una cantidad importante de dinero, pero lo más importante es que estarás teniendo un impacto positivo en el mundo que quizá pueda parecer insignificante, pero te aseguro que La Tierra te lo agradecerá.

    ¿Conoces algún otro consejo para la optimización de la energía? Si es así, déjalo en los comentarios y logremos crear más conciencia con tips aplicables en la vida diaria.

    Industria de la energía-01

     

    Comentarios: